Perro con obesidad recostado en el piso

La sobrealimentación de las mascotas es una práctica más común de lo que pudiera pensarse. Los motivos para producir esta problemática y fomentar la obesidad pueden ser múltiples y rara vez se piensa en las consecuencias.

Sure petcare, empresa líder en el desarrollo, fabricación y venta de productos novedosos para las mascotas, realizó un estudio sobre la obesidad en estas.

Acerca del estudio.

En el estudio sobre la obesidad de las mascotas se encuestó a 500 dueños de perros y gatos en todo el Reino Unido. A los participantes se les hizo una serie de preguntas relacionadas con los hábitos de alimentación y ejercicio de sus mascotas, así como su comportamiento y la rutina diaria.

Resultados del estudio de obesidad de mascotas Sure Petcare.

En los resultados destacó principalmente el robo de alimentos, la sobrealimentación y la falta de ejercicio como las principales áreas de preocupación.

  • Tres de cada cuatro (72%) dueños de mascotas habían sobrealimentado a su mascota.
  • Más de la mitad (64%) de los dueños de mascotas nunca usaron balanzas para asegurar porciones correctas de alimentos.
  • Casi uno de cada dos (45%) de los dueños de mascotas no sabía el peso de su mascota.
  • Casi la mitad (44%) de los dueños de mascotas habían atrapado a una mascota tomando comida del tazón de otra, y un número (31%) de dueños de mascotas admitieron haber llenado el tazón en caso de que esto haya sucedido.
  • Más de un tercio (35%) de los dueños de mascotas no sabían la ingesta diaria correcta recomendada para la raza o el tamaño de su mascota; y
  • Algunos dueños de mascotas (15%) admitieron que solo ejercitan a su mascota algunas veces a la semana.

Adicionalmente se encontró que casi uno de cada 8 (13%) dueños de mascotas creía que su mascota había sufrido problemas de salud relacionados con el peso, como rodillas dañadas debido al exceso de peso, pancreatitis y problemas renales, entre las afecciones más notorias.

David Hallas, Director Gerente de Sure Petcare, comentó: “La obesidad de las mascotas es un tema complejo con una multitud de razones diferentes detrás de por qué nuestras mascotas están engordando. Nuestro estudio ayuda a arrojar luz sobre algunas de las causas.  Alentamos a los propietarios a que traten a sus mascotas como lo harían con un miembro de su familia midiendo y monitoreando lo que comen y asegurando que estén haciendo suficiente ejercicio regular de buena calidad”.

Aún más.

El grupo de seguros de RSA, More Th> n, reveló recientemente, que de las 12 reclamaciones de seguros de mascotas más comunes reportadas el año pasado, la mitad de ellas involucraban obesidad en las mascotas. Los datos mostraron que las mascotas con sobrepeso o que no hacen suficiente ejercicio podrían contribuir al desarrollo de afecciones influenciadas por la obesidad.

Consecuencias de la sobrealimentación en las mascotas.

Como en los seres humanos, la obesidad con frecuencia es causada por malos hábitos.  En este caso, la víctima de los malos hábitos (conscientes o inconscientes) del dueño, es la mascota.

La obesidad predispone a enfermedades cardiovasculares, diabetes, pancreatitis, afecciones articulares, renales,  y de columna vertebral, entre otras.  Absolutamente, compromete la calidad de vida de la mascota y genera mayores gastos en atención médica.

Algunos consejos.

Así como conoce usted su peso, conozca el peso de su mascota.

En toda Clínica Veterinaria deben de tener una báscula, cuando asista a consulta solicite valoren el peso y pregunte cuál es el peso correcto de su mascota según su talla o raza.

Verifique en el empaque del alimento la cantidad diaria adecuada para su mascota.

Las presentaciones de alimento pueden variar mucho en su contenido nutricional (proteínas, carbohidratos y grasas), así como en la digestibilidad. De las marcas con mejores características, la porción a ofrecer será menor en comparación con las de menor calidad. Este dato es tan importante para no sobrealimentar, como para no administrar menos de su requerimiento.

No utilice la taza medidora de una marca de alimento para administrar otro.

Tomando en cuenta el concepto anterior, podemos deducir que las tazas son diferentes. Si no tiene la que corresponda, mejor pese la porción en su báscula de cocina.

De preferencia alimente a sus mascotas por separado.

A no ser que sus perros respeten sus tazones entre sí, o tenga un buen control sobre ellos, aliménteles por separado.

Proporcione un horario para alimentarlos.

Este concepto no es útil para los gatos ya que su frecuencia de alimentación es diferente, pero en el caso de los perros, lo adecuado es que tengan un horario y permitirles el acceso a su tazón por tiempo determinado, posteriormente levantarlo hasta la próxima comida. Esto también permite verificar su apetito y que ingieran la porción adecuada. Uno de los principales signos de enfermedad es la pérdida del apetito.

Facilite tiempo de actividad de calidad.

El ejercicio para los perros es tan importante como para nosotros. Además de darles una condición física adecuada, la fuerza muscular previene muchos tipos de lesiones y obviamente la obesidad.

No se exceda si acostumbra proporcionarle premios.

Los premios también cuentan, son calorías extras.

Mujer rubia dando helado a un perro.
Los premios también cuentan.

Por último y muy importante.

Conozca la diferencia entre nutrición y alimentación.

La sobrealimentación de las mascotas, como ya se mencionó, puede ser multifactorial, pero la peor causa es por “exceso de cariño”. Se debe ser firme y no dar “caprichos” cada vez que la mascota lo pide.

Puede ser difícil de entender, sin embargo, la sobrealimentación y obesidad en las mascotas se considera un maltrato animal.  Estoy seguro que es lo último que deseamos cometer.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?