Síndrome vestibular en las mascotas.
(Imagen: Pixabay).

Se entiende como síndrome vestibular al conjunto de signos y síntomas que presentan las mascotas al afectarse su sistema vestibular. El problema se manifiesta con la sensación de vértigo y perdida del equilibrio. Como consecuencia, hay una serie de anormalidades que describiremos más adelante.

¿Qué es el sistema vestibular?

Es un mecanismo compuesto por el oído interno y por un grupo de neuronas del cerebro, que están en contacto mediante el nervio vestibular. Específicamente, estas neuronas están en la zona del cerebro conocida como cerebelo.

La función del sistema vestibular es avisar al cerebro de las mascotas:

  • La posición de su cuerpo cuando está en reposo.
  • Como se mueve el cuerpo al andar, correr, saltar, etc.
  • La velocidad a la que el cuerpo se desplaza.
  • La posición del cuerpo cuando está en el aire (al saltar, por ejemplo).

Imagina cuando este sistema vestibular falla.

¿Qué provoca el síndrome vestibular en las mascotas?

Esta anormalidad neurológica puede tener diferentes causas:

  • Lesiones en el oído interno (alteración periférica)
  • Lesión en el VIII par craneal
  • Lesiones en el tronco encefálico (alteración central)

Las causas más comunes de alteración periférica son: Neoplasia en el nervio o estructura ósea, otitis infecciosa, perforación del tímpano, el uso de ciertos medicamentos (diuréticos y antibióticos ototóxicos), idiopático (no se conoce con certeza el origen) y algún trauma en la bulla timpánica.

Cuando la se trata de una alteración central, puede deberse a Distemper (moquillo canino), neoplasias, hemorragias del tronco encefálico y procesos inflamatorios, como una meningoencefalitis granulomatosa.

También hay que mencionar:

El síndrome vestibular congénito, que afecta a cachorros cercanos a los 3 meses de edad y que regularmente se soluciona por sí solo. Por lo general, se presenta en las razas Pastor Alemán, Doberman, Akita, Beagle, Fox Terrier, Cocker Spaniel Y Terrier Tibetano.

El síndrome vestibular en perros viejos, que se puede presentar en forma aguda en pacientes geriátricos.

Se menciona también que los perros expuestos a químicos tóxicos son propensos a sufrir con frecuencia de vértigo.

Signos del padecimiento.

El paciente afectado comenzará a manifestar los signos relacionados al vértigo, como sucede en los humanos. Estos son problemas para caminar y desplazarse por la pérdida del equilibrio con la típica inclinación de la cabeza hacia el lado afectado.

Conforme avanza el daño, se aprecia dificultad para mantenerse en pie, náuseas, vómitos, nistagmos oculares (movimientos involuntarios de los ojos) y pérdida del apetito.

Video cortesía: MVZ Hugo Tapia Mendoza.

Video cortesía: MVZ Hugo Tapia Mendoza.

Diagnóstico.

Evidentemente el diagnóstico inicial del síndrome vestibular en las mascotas, se hace por la historia clínica y el examen físico. Determinar la causa requiere de un minucioso examen otológico, neurológico, pruebas de laboratorio, radiografías y resonancia magnética o tomografía del cráneo, según se requiera.

Tratamiento.

Al haber diferentes orígenes del padecimiento, la estrategia para solucionarlo es variable.

En todos los casos se administran medicamentos para disminuir la incomodidad del vértigo. Se prescriben antieméticos (inhibidores del vómito), antivertiginosos y en algunos casos antiinflamatorios.

Si nos referimos al Síndrome vestibular congénito o el de los perros viejos, así como el de presentación idiopática, la terapia antes descrita y el tiempo ayudaran a solucionar el padecimiento.

En los casos de otitis infecciosa, problemas endócrinos como el hipotiroidismo, encefalitis virales, etc. requieren su tratamiento específico. Cuando es secundario a la administración de un medicamento, retirarlo de inmediato es imprescindible. En el caso de antibióticos ototóxicos suelen quedar secuelas como ligera pérdida de la audición o sordera total.

Y finalmente, cuando la causa sean neoplasias, lesiones en la bulla timpánica, hemorragias, etc., se tendrá que determinar si mediante cirugía es posible ayudar al paciente.

Recomendaciones.

Si notas algunos de los signos mencionados, lleva de inmediato a tu mascota al centro de salud veterinaria. El vértigo que se sufre es muy incómodo, no queremos esto para nuestra mascota. Por otro lado, si la causa es una neoplasia, hemorragia o cualquier tipo de encefalitis, el tiempo es vital para evitar que se agrave la situación.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?