Perro adulto echado en la terraza

Cerca del 50% de los perros machos no castrados, experimentan problemas de la próstata  relacionados con la edad.

La próstata, es una glándula del aparato genitourinario masculino que compartimos los humanos con los perros, y no así con los gatos. Al igual que en los humanos, en los perros la próstata puede causar problemas, siendo los más comunes la prostatitis bacteriana, la hiperplasia prostática benigna (HPB), y el cáncer de próstata.

Científicos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad del Estado de Oklahoma, desarrollaron una investigación sobre los problemas de la próstata en perros y concluyeron que el 50% de los perros no castrados experimentan cambios en la próstata relacionados con la edad al llegar a los 4 años.

Signos Clínicos de enfermedad prostática.

Los signos clínicos, como se le llama en Medicina Veterinaria a los síntomas, pueden incluir: orina con sangre, cambios en la micción, aumento de la frecuencia, esfuerzo, flujo interrumpido de orina o sangre y estreñimiento o dificultad para defecar. En procesos infecciosos puede haber fiebre y depresión.

Enfermedades de la Próstata que causan problemas en los perros.

  1. La hiperplasia prostática benigna (HPB) es la más común, y aunque la mayoría de los perros machos no castrados eventualmente desarrollará HPB, solo una parte de ellos mostrará signos. Incluso, aunque el perro padezca HPB, no manifestará dolor o molestia al examen digital al palpar la próstata vía rectal. Aunque si, algunas mascotas detestan este método de diagnóstico.
  2. Prostatitis bacteriana. La infección bacteriana de la próstata es rara en perros castrados, es más probable que se presente en perros intactos.  Puede ser de presentación aguda o crónica.

En el caso de la prostatitis crónica, los signos clínicos no siempre son evidentes. Pueden incluir dolor de espalda, dolor abdominal, marcha rígida, y debilidad de las extremidades posteriores. Es importante darle tratamiento.

Debido a que el líquido prostático refluye hacia la vejiga, se puede diagnosticar erróneamente una simple infección del tracto urinario siendo realmente un problema de prostatitis.

3. Cáncer de próstata. Esta afección, sucede con mayor frecuencia en machos castrados y no depende de la presencia de hormonas esteroides sexuales en los testículos. El cáncer de próstata tiende a ser muy agresivo y metastásico. Desafortunadamente, cuando se diagnóstica, el problema suele estar muy avanzado. El pronóstico por lo general es malo y el tratamiento poco efectivo.

Métodos Diagnósticos.

Regularmente para llegar al diagnóstico de una afección prostática, se puede iniciar mediante la palpación abdominal si ya existe un crecimiento considerable, otros medios son la palpación digital rectal, radiología, examen ecográfico o Ultrasonido y por cultivo y evaluación microscópica del líquido prostático.

Perro bajo examen de ultrasonido
El examen por ultrasonido es un excelente medio de diagnóstico.

Actualmente en Europa, existe un análisis en sangre, donde se evalúa la arginina esterasa, enzima específica de la próstata. 

Es importante la evaluación de la próstata en el examen clínico veterinario de los perros maduros. Si existe alguna duda, lo recomendable es consultar a su Médico Veterinario.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?