La obesidad y la longevidad en las mascotas
Imagen: Pixabay.

En el año 2018, la Asociación para la Prevención de la Obesidad en Mascotas en los Estados Unidos de Norte América (APOP, por sus siglas en inglés), en su última encuesta estimó que el 59.5% de los gatos y 55.8% de los perros se clasificaban con sobrepeso u obesidad. Se sabe que el exceso de peso, tiene consecuencias en la salud: problemas articulares, enfermedades metabólicas, predisposición a sufrir cáncer, entre otros, así como incrementar el costo de atención médico veterinario. Peor aún, al igual que en los humanos, no solo reduce la calidad de vida, la obesidad también compromete la longevidad de las mascotas.

El alcance de la obesidad canina.

De igual forma, un estudio realizado por el Royal Veterinary College (RVC), reveló la epidemia de sobrepeso en el Reino Unido: 1 de cada 14 perros registrados por sus veterinarios con sobrepeso cada año.

Mencionan que: “Es preocupante que estos hallazgos sean solo la punta del iceberg en lo que respecta a la obesidad canina, porque no todas las mascotas con sobrepeso recibirán atención veterinaria por este problema”. El estudio también encontró que ciertas razas eran especialmente propensas al aumento de peso, incluidos Pugs, Beagles, Golden Retrievers y Springer Spaniels ingleses.

Destacan que, estar castrado y ser de mediana edad, se asocia con mayores posibilidades de que los perros sufran de sobrepeso. Se cree que las alteraciones en las hormonas sexuales después de la esterilización provocan cambios de comportamiento, específicamente aumento del apetito y disminución de la actividad física, lo que lleva a una tendencia a aumentar de peso.

Hallazgos clave adicionales incluyen:

  • El 7.1% de los perros bajo atención veterinaria se registró con sobrepeso en un solo año.
  • Ocho razas mostraron un mayor riesgo de sobrepeso en comparación con los perros cruzados: Pug, Beagle, Golden Retriever, Springer Spaniel inglés, Border Terrier, Labrador Retriever, Cavalier King Charles Spaniel y Cocker Spaniel.
  • Dos razas mostraron un riesgo reducido de sobrepeso en comparación con los perros cruzados: Shih-tzu y Pastor Alemán.
  • Los perros de 6 y menores a 9 años tenían el mayor riesgo de sobrepeso en comparación con los perros menores de 3 años.
  • Los machos castrados tenían el mayor riesgo en comparación con las hembras enteras.
  • Los perros asegurados tenían 1.28 veces más riesgo de tener sobrepeso en comparación con los perros sin seguro.

La obesidad impacta en la longevidad de las mascotas.

Desafortunadamente, la obesidad como ya se mencionó, predispone a múltiples padecimientos que en su mayoría se tornan crónicos reduciendo la calidad de vida de la mascota. Lo siguiente, es que dichos malestares reducen su expectativa de vida y tristemente, no solo por muerte natural al comprometer sus funciones, en muchos casos terminan su existencia por eutanasia al ya no ser manejable el sufrimiento.

Conoce el peso adecuado de tu mascota y cuida que lo conserve, no te excedas con los premios y ejercítalo. Son algunas de las medidas de prevención para la obesidad (Imágenes: Pixabay).

¿Podemos resolver la epidemia de obesidad?

No es un reto sencillo, pero si se puede hacer mucho para prevenir el problema y si ya está presente, manejarlo. El perro o el gato pueden tener la predisposición, pero el responsable último es su propietario. Y, por otro lado, el médico veterinario debe de alertar y sugerir los cambios necesarios para llegar alcanzar el éxito.

El sobrepeso y obesidad en perros y gatos, se alcanza en gran medida por los malos hábitos del propietario. Es verdad que ciertas enfermedades, como el hipotiroidismo, igual favorecen la ganancia de peso, pero es las menos de las veces.

Un dueño responsable debe de considerar los siguientes aspectos:

  • Conocer el peso adecuado de su mascota.
  • Saber la cantidad de alimento que requiere por día y no sobrealimentar.  Esto varía de acuerdo a la edad, calidad nutricional del producto y la actividad física del individuo. Nunca alimentar a libre acceso.
  • De preferencia, tener un horario estipulado para las comidas. No dejar el plato con comida disponible todo el tiempo.
  • Proporcionarle tiempo de juego y ejercicio. Esto no solo contribuye a la salud física, también favorece el estado de ánimo y salud mental.
  • No te excedas al consentirlo con premios. De entrada, solo debe consumir los que sean elaborados para su especie y de preferencia sean de origen natural. Y, nunca deben de representar más del 10% de su alimentación diaria.
  • Si el médico veterinario te alerta del sobrepeso de tu mascota, sigue sus indicaciones y asiste siempre a las consultas de control para verificar el avance en su reducción.

Reflexión.

La obesidad en muchos casos puede clasificarse como maltrato animal. La mayoría de las veces es un error del propietario por exceso de cariño, consentimiento y practicar malos hábitos. Siempre hay que contar con la asesoría del médico veterinario si tenemos alguna duda con respecto al peso de nuestro perro o gato. Definitivamente la obesidad reduce la longevidad de las mascotas. ¿Eres consiente de eso?

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?