La ceguera en las mascotas
Imagen: Pixabay

Se considera ceguera a una pérdida parcial o total de la visión en las mascotas. Puede estar presente desde el nacimiento, ser repentina por una lesión o enfermedad, o aparecer gradualmente al ir envejeciendo nuestro perro o gato.

La gran capacidad de adaptación por parte de los animales y la falta de observación de los propietarios, son los principales factores por los que se pueden agravar los problemas de visión.

Se considera que siempre que se controlen las enfermedades subyacentes, si las hay, la mayoría de los perros se adaptan a la falta de visión en un período de seis a ocho semanas.

Principales causas de ceguera en las mascotas.

Considerando que la disminución o perdida de la visión puede ser normal en un ser vivo que envejece, existen otras condiciones que pueden causar ceguera en las mascotas. Algunas de ellas son:

  • Atrofia progresiva de la retina. Es un problema heredado que ocasiona pérdida de la visión en un período de meses o años. Se presenta con mayor frecuencia en Cocker Spaniels, Border Collies, Setter Irlandes, Schnauzers, Poodles. Y en el caso de los gatos (con mucho menor frecuencia que en los perros) los Bengalíes, Abisinios y Persas.
  • Síndrome repentino de degeneración retinal adquirido. Es habitual en perros entre los 7 y 14 años de edad, y más común en las hembras. Con frecuencia es repentino y se ha relacionado con un incremento de sed y apetito previo a la presentación.
  • Deficiencia de Taurina en los gatos. Es la causa de una degeneración progresiva de la retina. Una vez que se presenta, no es reversible. La única prevención es una dieta balanceada y adecuada para los gatos. Se debe de tener en cuenta que los perros no sufren de este padecimiento, por lo que las dietas comerciales para perro no están adicionadas con taurina. Un gato nunca debe ser alimentado con croquetas para perro.
  • Síndrome uveodermatológico. Es una enfermedad autoinmune en que el sistema de defensa del cuerpo ataca a sus propios melanocitos (células de la pigmentación). Afecta a la piel, la retina y tracto uveal del ojo.
  • Queratitis (engloba afecciones de la córnea). Queratitis ulcerativas, queratitis superficial crónica y la queratitis pigmentaria. Estas alteraciones producen cambios en la córnea con lo que finalmente pierde su transparencia y afecta la visión.
  • Diabetes mellitus. Puede provocar ceguera en los perros y muy rara vez en los gatos.
  • Otras causas frecuentes. Infecciones oculares sin tratamiento, inflamación del ojo, glaucoma, cataratas, síndrome del ojo seco, traumatismo ocular, hipertensión secundaria, derrame cerebral y tumores en el ojo o cerebro.  

Cuidado, no siempre es evidente la ceguera.

Debido a la gran capacidad de adaptación de las mascotas, cuando la pérdida de visión es gradual, se dificulta notar el problema.

  • Puede ser evidente cuando vemos que calculan mal la distancia o la altura (más notorio en los gatos cuando saltan hacia otra superficie).
  • Chocar contra objetos o muros.
  • Los vemos confundidos en entornos desconocidos o hay cambios en la casa.
  • Se les nota torpes, desorientados y temerosos.
  • Los ojos pueden estar entrecerrados, con secreción, con apariencia diferente o las pupilas dilatadas.

Recomendaciones para prevenir la ceguera.

La mejor manera de prevenir esta y muchas dolencias es conocer a tu mascota. Si eres observador de su físico, como se mueve y como actúa, tendrás la gran posibilidad de notar cualquier cambio en ella y tomar las medidas que requiera.

Si hablamos de la ceguera en las mascotas, lo primordial es que examines con regularidad sus ojos, si notas algún cambio, algo fuera de lo normal, acude inmediatamente con el médico veterinario.

Cuida el peso de tu mascota dándole una dieta balanceada, nutritiva y adecuada para su especie. No lo sobrealimentes y evita el sobrepeso u obesidad que son predisponentes a diabetes.

Como cuidar a una mascota ciega.

  • Procura no cambiar la distribución de los muebles de la casa y mantén orden. No dejes objetos en el paso. Las mascotas crean su mapa mental y olfativo de su entorno, lo que les permite circular sin grandes problemas, aunque no vean. Es conveniente también proteger los bordes afilados con los que puedan causarse algún daño.
  • Evita mover sus platos de alimento y agua, así como su cama, areneros, etc.
  • Pon puertas o barreras en las áreas de escaleras, alberca, terrazas, etc. cualquier lugar donde tenga riesgo de caer y poner en riesgo su vida.
  • La voz es la principal vía de comunicación con una mascota ciega. Se dejará guiar fácilmente por la voz de su dueño.
  • Es conveniente, si lo sacas de paseo, que traiga una etiqueta indicando que es ciego, en su collar, correa o abrigo. Por otro lado, es aconsejable que el dueño lleve una pequeña campana para que la mascota identifique donde se encuentra.
  • La pérdida de la visión no es una razón por la que pueden perder las ganas de jugar. Proporciónale juguetes “chillones” o con sonido para estimularlo al juego.
  • Cuando entres a una habitación donde esté tu mascota, evita hacer sonidos fuertes o hablarle con volumen alto para evitar sorpresas y que se asuste. Háblale con suavidad antes de tocarlo.
Siempre se puede ayudar a un perro ciego y ofrecerle calidad y seguridad en su vida.

Concluyendo.

No asumas que la pérdida de la visión es algo normal por la edad. Una atención a tiempo y adecuada, previene esta y otras patologías que le quitan capacidades a cualquier perro o gato.

Considera que una mascota ciega a la que se le cuida y controla su ambiente puede mantener una excelente calidad de vida.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?