El golpe de calor y sus precauciones
Imagen: Pixabay

Inicia la primavera y con ello el incremento de temperatura ambiental. Las actividades al aire libre con nuestros perros pueden llevar a graves consecuencias si no tenemos las precauciones adecuadas para prevenir un golpe de calor.

Un estudio reciente realizado por investigadores veterinarios de la Universidad de Nottinham Trent y del Royal Veterinary College, señala que más de la mitad de los perros que se presentan en las clínicas veterinarias con un golpe de calor severo, fallecen. No obstante, también indican que los riesgos son mucho menores si el problema se detecta y atiende a tiempo.

Los cambios respiratorios y letargo son los primeros signos de insolación. Debemos de estar atentos para reconocer esta situación.

El 14% de los perros que sufren golpe de calor se consideran graves.

Reportan en el estudio mencionado que 14% de los casos se consideraron graves con signos como convulsiones, vómito y pérdida del conocimiento. De esos casos graves, murió el 57% de los perros.  Hicieron notar que una vez que perdieron el conocimiento tuvieron 37 veces más probabilidades de morir.

Los que presentaron signos más leves de golpe de calor, manifestaron cambios respiratorios (69% de los casos leves), como dificultad para respirar y letargo.  Mostraban cansancio y falta de deseo para hacer ejercicio. Los perros presentados al veterinario con estos signos sobrevivieron en su mayoría, 98%.

Según los investigadores, ahí está la clave. El reconocimiento temprano de estos signos para tomar acción: contactar con la clínica veterinaria, proporcionar agua fresca al perro, detener el ejercicio y enfriarlo con agua o llevarlo a un interior fresco.

Precauciones para evitar el golpe de calor.

Definitivamente, la mayoría de las veces el golpe de calor se presenta durante la actividad exterior con altas temperaturas y cuando el perro permanece en ambientes cerrados y mal ventilados como puede ser un automóvil. Sin embargo, también puede suceder en casa si no se brindan las condiciones adecuadas.

Evita pasear a tu perro en las horas del día con mayor temperatura y dejarlo en el interior del automóvil (Imágenes: Pixabay).

A considerar:

  • El perro debe de tener disponible agua fresca y limpia las 24 horas del día. Verificar que su tazón siempre este lleno y a la sombra. A los perros también les desagrada beber agua caliente si están acalorados. Evitar los tazones de plástico, ya que alteran el sabor del agua y contienen químicos tóxicos (usar tazones de acero inoxidable o cerámica).
  • Proporcionar el alimento en las horas menos cálidas del día (temprano por la mañana o por la tarde noche). El calor intenso disminuye el apetito.
  • Brindarle un espacio fresco y con sombra para descansar o permitirle el ingreso al interior de la casa.
  • No sacarlo a ejercitar o pasear en los horarios de calor más intenso. Además del riesgo de golpe de calor, el pavimento suele estar excesivamente caliente y sufrirá desde irritación hasta quemaduras en sus cojinetes plantares.
  • Obviamente, como se mencionó anteriormente, nunca dejar un perro en el coche. Aunque se abran las ventanillas, la temperatura se incrementa radicalmente en el interior de un automóvil. Así suceden una gran cantidad de accidentes.
  • ¿Tu perro es de pelo largo? No le rasures el pelo. Las capas de pelo forman “espacios térmicos” que sirven igual cuando hace frío que cuando hace calor. Además, también lo protege de las quemaduras solares.
  • Recuerda que los perros no transpiran (sudan) como nosotros. Su forma de eliminar el calor es mediante el jadeo, por lo que puede dificultarse la autorregulación de su temperatura. Se debe extremar precauciones con los perros braquicéfalos (Chatos) como los Pug, Bulldogs, Bóxer, etc.

Conclusion.

Es muy triste saber que cada año fallecen muchos perros por un golpe de calor, cuando el sentido común nos puede llevar a tomar precauciones para evitarlo. Es alarmante darse cuenta, que como se desprende del estudio mencionado, más de la mitad de los perros presentados a la clínica con golpe de calor severo pierden la vida.

Los accidentes suceden, pero las medidas de prevención existen. Lo más importante es observar los cambios que pueda estar sufriendo nuestro perro durante un paseo, para tomar las medidas adecuadas y evitar ser parte de la estadística.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?