El envenenamiento de las mascotas y su prevención
Imagen: Pixabay.

Desafortunadamente, nuestras mascotas en algún momento de su vida pueden sufrir de envenenamiento, por lo que debemos conocer acerca de su prevención y medidas a tomar si esto se presenta.

Podemos reconocer dos formas de intoxicación, la primera, sucede cuando una persona sin escrúpulos, se atreve a proporcionar intencionalmente el veneno a una mascota para terminar con su vida y la segunda, cuando sucede por un accidente.

Más vale prevenir que lamentar.

En el caso de un envenenamiento intencional, la prevención es relativa según las circunstancias. Sin embargo, la mejor y única forma de evitarlo, es entrenando a nuestra mascota a no ingerir ningún alimento que no sea proporcionado por nosotros. ¿Difícil? Puede ser, no obstante, con la ayuda de un buen entrenador o al menos la asesoría adecuada, se puede.

La prevención de envenenamientos por accidente se puede cumplir prácticamente al 100% ya que está por lo general se da en casa debido a algún descuido.

Vías por las que tu mascota se puede envenenar.

  • Oral. La mascota ingiere el veneno y se lo traga. Es la situación más común, en los hogares almacenamos múltiples sustancias que pueden ser tóxicas para nuestros animales.
  • Respiratoria. Por lo general, la sustancia se presenta en forma de polvo y la mascota lo inhala.
  • Cutánea. El veneno se absorbe a través de la piel.

Peligros potenciales en casa.

  • Productos de limpieza. Estamos tan familiarizados con el aseo diario de la casa, que no caemos en cuenta que los compuestos que contienen son tóxicos para nuestras mascotas… y para nuestra familia. En forma pura se utiliza cloro y amoniaco; los detergentes y suavizantes de ropa, productos para trapear, desinfectantes, etc. también pueden causar accidentes serios.
  • Venenos contra plagas. Es común, almacenar sustancias para eliminar insectos, roedores y plagas del jardín. Con ellos sucede la mayoría de los sucesos más tristes.
  • Plantas decorativas. Tanto de interior como de jardín, existen infinidad de plantas que pondrán en riesgo a la mascota si las ingieren. Sugiero revisar en internet si la flora que conservas en casa puede ser peligrosa.
  • Alimentos. Muchos alimentos que consumimos diariamente son tóxicos para los perros y gatos.

La cebolla en grandes dosis es tóxica.

El chocolate, por su contenido de teobromina, no es bien recibido por el organismo de los perros.

Las uvas tampoco debemos de compartirlas con nuestros perros.

Igual que el café, bebidas alcohólicas, el xilitol (edulcorante comúnmente usado en algunas golosinas), etc.

  • Medicamentos. Así como procuramos que los medicamentos no estén al alcance de los niños, lo mismo debemos de cuidar para las mascotas. Infinidad de sustancias que se utilizan para solucionar males, se pueden convertir en veneno para las mascotas. Por mencionar algunos: Analgésicos/antiinflamatorios, hipoglucemiantes (uso en diabéticos), medicamentos para enfermedades del corazón, etc.
  • Colillas de cigarro. Inicialmente considerar que nuestros perros y gatos también sufren el daño de ser “fumadores pasivos”. Y el riesgo aumenta cuando no se tiene cuidado en desechar correctamente las colillas de los cigarros y el perro las ingiere.
  • Otras sustancias. La lista puede ser muy larga, hago referencia principalmente al etilenglicol (anticongelante de los automóviles). Es frecuente que el frasco que lo contiene quede al alcance de la mascota o exista alguna fuga y gotee en el piso. El etilenglicol tiene sabor dulce y cuando se ingiere lesiona gravemente los riñones. Por otro lado, los fertilizantes para el jardín, también pueden ser tóxicos.
  • Animales ponzoñosos. No podemos dejar de lado esta posibilidad. Sobre todo si vives en una zona donde es común encontrarlos o sales caminar al campo o zonas no urbanizadas del todo.

Signos que presenta la mascota envenenada.

Vómito y/o diarreaPupilas dilatadasExcitación nerviosa
Salivación exageradaFiebreDesorientación
VértigoDolor y respiración agitadaIncoordinación
Sed excesivaRigidez muscularPiel irritada / hematomas

Acciones a tomar si tu mascota está envenenada.

Debes de guardar la calma y no entrar en pánico. Trata de identificar la sustancia que ha causado el daño y llamar inmediatamente al médico veterinario de urgencias o que atiende a tu mascota.

El médico veterinario te dará indicaciones si tú lo puedes resolver. Por ejemplo, si es una sustancia que no es caustica y no hace más de 15 minutos que la ingirió, puedes administrarle agua oxigenada con una jeringa por vía oral y esto la hará vomitar. Si el veneno se ha absorbido por la piel o mucosas, debes de lavar a conciencia.

Después de estos procedimientos de urgencia (si los indicó el médico veterinario), asiste a la clínica para concluir los procedimientos necesarios y asegurar que tu mascota esta fuera de peligro.

Es muy importante enseñar a nuestra mascota que no acepte alimento de otras personas o lo recoja del suelo fuera de su ambiente (imágenes: Pixabay).

Botiquín de primeros auxilios.

No está de más contar con un botiquín para urgencias. Recuerda que el en el caso de envenenamiento de las mascotas lo importante es la prevención, pero si el accidente ya se presentó, debes de estar preparado.

Un botiquín debe de tener:

  • Una botella de agua oxigenada (Peróxido de Hidrógeno) para inducir vómito.
  • Una jeringa grande o pera de goma para administrar el agua oxigenada.
  • Solución salina para limpiar los ojos si están afectados.
  • Lubricante ocular para aplicar una vez limpiados.
  • Un líquido lavaplatos suave. Por su poder antigrasa, es conveniente para bañarlo cuando se ha contaminado la piel.
  • Pinzas para retirar aguijones.
  • Un bozal. Si está adolorido, ansioso o con miedo es probable que muerda.
  • Una lata de su alimento preferido.
  • Una caja transportadora por si requieres movilizarlo.

Conclusión.

La única manera de evitar el envenenamiento en las mascotas es mediante su prevención. La gran mayoría de las veces, se presenta por un accidente que pudo haberse evitado. Cuidemos el ambiente donde habita, come, juega y convive nuestra mascota.

El orden y limpieza es muy importante. Cualquier sustancia que pueda poner en riesgo a nuestro perro o gato, debe estar etiquetada, identificada y permanecer fuera de su alcance. No le demos alimentos que son potencialmente peligrosos para su salud y nunca los mediquemos sin la indicación del médico veterinario.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?