Dermatitis por Malassezia en eprros
(Imagen: Pixabay).

La dermatitis por Malassezia, es una inflamación de la piel en los perros. Es provocada por la Malassezia pachydermatis, una levadura que habitualmente la encontramos sobre la piel sana. Bajo ciertas condiciones, puede incrementar su población y causar trastornos. Siendo un habitante común en el organismo, es oportunista y afecta de forma secundaria cuando se dispara un padecimiento cutáneo subyacente. Puede ser una enfermedad alérgica (dermatitis atópica canina y dermatitis alérgica por pulgas), un pioderma bacteriano recurrente o enfermedades endócrinas (especialmente hipotiroidismo).

Los factores predisponentes para que la M. pachydermatis se convierta en patógeno, pueden ser:

  • Aumento de la humedad
  • Presencia de pliegues cutáneos
  • Niveles de pH alterados
  • Terapia previa con antibióticos
  • Corticoterapia prolongada.

Signos clínicos presentes en la dermatitis por Malassezia en perros.

La mayoría de los perros con infección por levaduras sienten comezón persistente en el sitio involucrado. Se reporta un olor rancio, similar al pan con moho, a palomitas de maíz o a humedad. Es un olor agresivo, llegando a ser fuerte y desagradable.

Las áreas afectadas están irritadas, enrojecidas e inflamadas. En casos muy crónicos, habrá perdida del pelo en la zona, descamación, engrosamiento y oscurecimiento de la piel.

Zonas afectadas.

Los sitios afectados incluyen los márgenes de los labios, conductos auditivos, axilas, ingles, parte ventral del cuello, piel interdigital, pliegues faciales o de la cola, piel perivulvar y piel perianal.

Los perros se rascan persistentemente. Si el problema está en los oídos, sacuden con insistencia la cabeza y se rascan violentamente. Lo que puede generar un hematoma auricular. Cuando la zona afectada son las patas (espacios interdigitales), se muerden y lamen desesperadamente.

Razas con predisposición.

  • Shih Tzu
  • West Highland White Terrier
  • Cocker Spaniel Americano
  • Basset Hound
  • Setter Inglés
  • Bóxer
  • Caniche (Poodle)
  • Dachshunds (Salchicha)
  • Australian Silky Terrier

Diagnóstico.

Por lo regular, la historia y los signos clínicos pueden acercarnos al diagnóstico correcto. Apoyarse con un estudio citológico lo confirma. Se debe considerar, como ya se advirtió, que la M. pachydermatis es un habitante común en la piel. Por lo tanto, se espera encontrar una cantidad muy elevada de levaduras en nuestra laminilla.

Tratamiento.

Considerando el área afectada, el tratamiento puede ser tópico o sistémico.

Si están afectados los oídos, se administran gotas óticas, a base de antimicóticos, antinflamatorios y antibiótico.

Siendo zonas localizadas en la piel, de igual forma, se pueden usar pomadas o soluciones tópicas. Cuando nos encontramos con cuadros generalizados, la terapia es sistémica y se debe continuar por lo menos por 10 días más después de que han desaparecido los signos clínicos.

El tratamiento se apoya con champús antimicóticos medicados. O bien, usando compuestos naturales, como los champús con aceite de árbol de té (Melaleuca), o enjuagues preparados con vinagre de manzana.

La prescripción de medicamentos, siempre la debe de hacer el médico veterinario recomendando los principios activos y las dosis adecuadas de acuerdo a la talla del paciente.

Los probióticos, pueden ser de beneficio al restablecer los niveles normales y saludables de levadura en el cuerpo del perro.

La dermatitis por Malazzesia no es contagiosa, aunque si se ha reportado la infección en bebes prematuros y adultos inmunosuprimidos.

El tratamiento puede ser local o sistémico. Auxiliarse con baños medicados favorecen la recuperación (Imagen: Pixabay).

Pronóstico.

El pronóstico siempre es bueno. Se recomienda identificar los factores predisponentes como alergias, fallas endócrinas, pliegues cutáneos, etc. para tratar y prevenir la infección recurrente.

Consideraciones.

La comezón es uno de los signos característicos de la dermatitis por malazzesia en los perros. Está puede variar en su intensidad. Al precisar el diagnóstico, recordemos que hay decenas de problemas que provocan prurito.

El mal olor que despide el perro, también es notorio. Hay gente que piensa que puede ser normal el “olor a perro”, ningún perro naturalmente emana olor desagradable. Si notas esta situación, preséntalo a consulta. Puede ser causado por Malazzesia o por otras circunstancias que comprometerán su salud. El médico veterinario cuenta con los conocimientos y equipo diagnóstico para llegar al correcto dictamen.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?