Siete mitos sobre los perros
Siete mitos sobre los perros.

Siete mitos sobre los perros.

De cualquier tema que hablemos, siempre alguien contará una leyenda urbana o difundirá como cierto algún mito. En este artículo expondremos siete mitos sobre los perros, que solo son creencias populares muy lejanas de la realidad.

1. Un año de humano corresponde a siete de perro.

El tiempo de desarrollo y madurez de cada especie es distinto. Más aún, es diferente considerando las razas o tamaños de los perros.

Un perro de talla pequeña madura más rápido y es más longevo que un perro de talla grande. Y estos, al contrario, su etapa para alcanzar la madurez es más larga y desafortunadamente, su rango de vida es más corto.

Somos especies distintas y realmente no es posible hacer una comparación tan estricta.

Puedes imaginar un Poodle de 10 años, que siguiendo esta norma tendría 70 años de humano. Los imaginas con ¿la misma vitalidad, fuerza, equilibrio? Imposible ¿verdad?

2. Los perros no ven a colores.

Hay dos tipos de células en el ojo que nos dan la posibilidad de ver colores: conos y bastones.

Los bastones detectan los colores blanco y negro y manejan el proceso de movimiento. Esto nos ayuda a ver en la oscuridad.

Los conos, son las células que nos ayudan a distinguir los colores. En el caso de los perros, el número de conos es muy inferior comparado con el ser humano, por lo que no distingue la gama de colores que podemos alcanzar nosotros.

Ellos pueden diferenciar entre un tono azul y uno amarillo, pero no entre un rojo y un anaranjado.  Distinguen los colores, pero su gama es muy limitada.

3. Si la nariz está seca, está enfermo o tiene fiebre.

La humedad de la trufa o nariz tiene mas relación con el medio ambiente que con el estado de salud de nuestro perro.  Si la humedad ambiental es baja, o estuvo echado en el sol o cerca de una fuente de calor, la nariz puede estar seca.

Una trufa agrietada, con costras o llagas, si son motivo para llevarlo con el Médico Veterinario.

4. Los perros de raza pura se enferman más que los mestizos.

No existe ninguna base científica que apoye este mito.

Algo que si se puede argumentar es que, en los perros de raza, la endogamia en la que algunas veces se cae por resaltar características físicas, lleva a incrementar la transmisión de enfermedades congénitas y hereditarias en la progenie. Situación que nunca sucederá en un perro mestizo.

Por otro lado, precisamente para el mejoramiento de la crianza, se han estudiado las enfermedades predisponentes en algunas razas puras, como puede ser la displasia de cadera del Pastor Alemán, la urolitiasis en el Schnauzer, cardiopatías en razas pequeñas, etc.  Con esto, vemos la alta incidencia en determinada raza, pero no excluye a otras de padecerlas, ni siquiera a los mestizos.

Siete mitos sobre los perros.
Tarde de amigos en la playa.

5. Hay razas de perros que te desconocen.

Ningún perro desconoce a su dueño.  Este es uno de los mitos sobre los perros más arraigados y que adre la puerta a muchas injusticias. Se ha difamado a razas extraordinarias con el dicho de que desconocen a su dueño, o hasta se dice que ¡pierden el olfato!

¿Cuáles son las posibilidades de que tu perro te muerda?  Hablemos de algunas.

a) Visión.

Aunque el perro tiene una mucho mejor agudeza visual en la oscuridad comparado con el humano, esto no lo exime de que su visión disminuye en la noche.  Los perros se basan más para identificar a alguien en su olfato y oído.

Si te acercas en la oscuridad a tu perro y te ladra o intenta agredirte, es seguramente porque vas en contra del viento y no ha reconocido “tu olor”, lo que debes hacer inmediatamente es hablarle para que escuche tu voz.

b) Dominancia.

Aquí sí, muchos propietarios son mordidos porque su perro es dominante y no porque no lo reconozca.  Tu perro sabe perfectamente quien eres, pero si tú o los miembros de tu familia no ejercen su jerarquía con el perro, él se convertirá en el líder de la manada. 

Esto si es muy peligroso, recuerda que los perros, como descendientes de los lobos, son animales gregarios que viven en manada.  En ella, existen jerarquías, el líder es alfa, y luego vienen los miembros beta, gamma, etc.  El perro doméstico, en “nuestra manada”, debe de estar hasta debajo de la pirámide.

Nunca se le debe de mal tratar, pero tampoco de consentir o humanizar.

Hay razas muy fuertes, muy dominantes, si… también hay perros mestizos dominantes, cuidado.

Es muy importante la asesoría de un entrenador canino PROFESIONAL o un etólogo canino para evitar accidentes o tristemente terminar con la vida de un perro que pudo haber sido un excelente amigo y compañero.

c) Dolor.

El mejor perro, el más noble, puede morder por dolor.

Especialmente los peros ancianos, con problemas articulares o de cualquier tipo de enfermedad dolorosa, al manipularlo puede sentir dolor y responder con una mordida. No desconoció, le dolió… hay que visitar a su Médico veterinario.

6. Las perras necesitan tener una camada para prevenir enfermedades.

Ninguna hembra de ninguna especie tiene como requisito la maternidad para conservar la salud. Otro de los mitos desafortunados en los perros.

No hay mucho que decir al respecto, simplemente es falso.  Aquí tampoco existe ningún estudio científico que pueda apoyar esta aseveración.

Es irresponsable obtener una camada de 4, 5, 6 cachorros o más y encontrarnos con la dificultad de hallarles un hogar, por la excusa de “prevenir enfermedades”.

El control natal en las perras es una decisión que hay que ejercer con responsabilidad. Actualmente hay estudios que muestran que las cirugías de esterilización no son «tan inocuas». Hay que ser un propietario responsable en todos sentidos.

7. A los perros de pelea se les «traba la quijada».

No existe ninguna raza que se le trabe la quijada.  Si hay razas de perros que su mordida ejerce una gran presión en kilogramos por centímetro cuadrado.

Rottweiler: 150 kg/cm2

Mastiff: 145 kg/cm2

Pastor Alemán: 110 kg/cm2

Simplemente un perro entrenado para morder hay que entrenarlo para que suelte.

Y ya que usamos el termino de perros de pelea, no hay razas o perros potencialmente peligrosas, hay perros mal socializados o entrenados para causar daño.  Que no es lo mismo que entrenados para guardia.

¿Cuándo se ha sabido que un perro militar o del cuerpo de policía muerda a su entrenador? Son perros bien entrenados, estables.  Eso sí, mientras tienen esa función, raramente son perros “de casa”.  

Existen muchos mitos más sobre los perros, por cuestión de espacio solo mencionamos siete. Dejamos el tema para ampliarlo en un futuro.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?