La seguridad al viajar con tu mascota en automóvil
Imagen: Pixabay

En la actualidad, las mascotas se han ganado un lugar preponderante en muchas familias. En numerosos casos, están tomando el lugar de los “hijos”. No obstante, no se visualiza la importancia de tener medidas de seguridad al viajar con la mascota en automóvil.

Cinturones de seguridad.

Los automóviles han evolucionado con respecto a los sistemas de protección para sus ocupantes. En el inicio, no contaban con cinturones de seguridad. La velocidad que desarrollaban, hoy se ve multiplicada por 10 en cualquier vehículo.  En la actualidad, todo automóvil está equipado con cinturones de seguridad y algunos con bolsas de aire. Los mismos cinturones de seguridad han avanzado en sus características, dando inicialmente anclaje a solo dos puntos (la cadera) y posteriormente a 3, 4, y cinco puntos.

¿Qué pasa con las mascotas?

Desafortunadamente pocas personas se dan cuenta del peligro que representa una mascota con libertad dentro de la cabina de un automóvil. No solo por el distractor que significa, si no por el riesgo de que, en una frenada imprevista o un viraje brusco, se convierta en un “proyectil” que puede causar severos daños a los ocupantes y a él mismo.

Se considera que la inercia puede convertir el impacto de una mascota en 30 a 50 veces su peso real según la velocidad de movimiento. Esto es, un perro de 5 kg en un vehículo a 60 km/hr, en caso de accidente, puede impactarse con un peso que equivaldría a 250 kg ¿Será peligroso?

Accesorios de seguridad al viajar con tu mascota en automóvil.

  1. Caja transportadora. Es muy útil sobre todo en gatos o perros de talla pequeña, el requisito es que este acostumbrado a permanecer dentro de ella. Debe de tener suficiente espacio para estirarse, pero no demasiado que en el caso de accidente vuele contra sus paredes. El lugar adecuado para colocar la caja es en el piso y atrás del asiento trasero derecho. La lógica de ello, es que ese lado está próximo a la acera, por lo tanto el acceso es más fácil y seguro. Si se llega a poner sobre el asiento, debe de asegurarse con el cinturón de seguridad, aunque la firmeza de agarre puede ser cuestionable. Debemos tener en consideración también el material de fabricación, hay algunas de plástico de baja calidad que pueden romperse fácilmente.
  2. Arnés de doble anclaje. Este se recomienda para perros de más de 10 kg La mascota se debe de colocar en el asiento trasero y se le pone el arnés como si fuera una pechera de paseo sujetándolo a los enganches de los cinturones de seguridad. No se recomienda el de un solo anclaje, ya que, si la hebilla se rompe, el perro puede salir desplazado con riesgo para él y sus ocupantes.  El arnés debe de contar con certificaciones que avalen su resistencia. Nunca se debe pretender inmovilizar a la mascota con su correa y collar, esto puede ser fatal en caso de accidente.
  3. Rejas, separadores y barras. En el caso de perros de gran tamaño, deben de viajar en la parte trasera del vehículo y me refiero principalmente a camionetas con un amplio maletero. En tiendas especializadas para mascotas, se pueden conseguir barreras, rejas metálicas o redes resistentes divisorias, que se afianzan a la estructura de la camioneta para separar la cabina del área de equipaje. Al ir libre el perro, tampoco garantiza gran seguridad para él, en estos casos, si el maletero es amplio también se puede ocupar una caja transportadora adecuada.
El viajar con un perro suelto en el cajón de la Pick Up es muy riesgoso e irresponsable. Imagen Pixabay

Recomendaciones durante el viaje.

  • Acostumbra a tu mascota al método de sujeción que selecciones. Lo importante es que tenga inmovilidad, hay perros que no se acostumbran al arnés y pretenden desplazarse dentro del vehículo.  Para ellos será mejor la caja transportadora. Nunca permitas que saque la cabeza por la ventanilla.
  • Si el viaje es largo, es recomendable hacer paradas cada dos horas. Que el perro camine, orine, defeque y beba agua. Siempre debes de llevar una botella con agua y un plato para tu mascota.
  • Si tiende a marearse durante los viajes, tu médico veterinario puede recomendarte un remedio para prevenirlo. Igual, no le des de comer y beber algunas horas previas al viaje.
  • Recuerda que además de los riesgos para tu mascota y los ocupantes del vehículo en caso de accidente, también en muchos países serás infraccionado al no cumplir las normas de seguridad.
  • Es muy frecuente ver camionetas pick up con perros libres dentro del cajón. Por muy entrenado que esté el perro, puede brincar del vehículo en cualquier momento lastimándose o causando un accidente. De igual forma, una frenada inesperada o un viraje brusco pueden provocar que la mascota salga proyectada. Es recomendable sujetar con un arnés o usar una caja transportadora bien sujeta al vehículo.
  • Por último, te invito a que revises el Informe sobre Animales de compañía y seguridad vial, presentado por Royal Canin y el Real Automóvil Club de España (RACE) que aborda ampliamente lo referente a desplazamientos con animales de compañía. Tómalo solo como guía, ya que muchas de las normas que ahí consideran son de aplicación en el país de origen.  Debes de revisar la legislación de tu comunidad y siempre considerar la seguridad al viajar con tu mascota en automóvil.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?