Cómo proteger a tu perro del frío
Imagen: Pixabay.

Llegó el invierno, llegó el frío, conoce cómo puedes proteger a tu perro y mantener su bienestar. Con este clima, estamos tentados a permanecer dentro de casa, sin embrago, los perros requieren ejercitarse, distraerse y salir a hacer sus necesidades.

La percepción del frío varía en cada individuo ya que depende de diferentes factores. Cuando nos referimos a una especie con un gran abanico de características (tamaños y pelajes), el riesgo de sufrir hipotermia o congelamiento será muy diverso.

Factores que se deben considerar.

  • Grosor del pelaje. Un pelaje fino, como es el caso de los galgos, el Doberman o Xoloitzcuintle, ofrece muy poca protección. El caso contrario, son los perros con pelaje grueso y doble capa, como los perros esquimales y Samoyedos.
  • Edad. Los cachorros y los perros gerontes, pueden tener menos capacidad para regular su temperatura. Sufren más cuando son expuestos al clima frío.
  • Salud. Un perro enfermo requerirá de mayor protección contra las bajas temperaturas.
  • Talla y peso. Los perros pequeños no toleran el frío como los de talla mayor. El sobrepeso y la obesidad brindan cierta protección de la que no gozan los perros delgados o con peso deficiente, estos últimos son más sensibles al frío.
  • Color del pelaje. Los ejemplares con pelo de color oscuro, tiene la capacidad de absorber el calor del sol. Situación contraria en el caso de los que son de color claro.
  • Adaptación. Los perros nacidos en zonas de clima frío, soportan mucho mejor las bajas temperaturas que un perro no acostumbrado a esa condición.

Condiciones del clima para tomar en cuenta.

La temperatura no es el único elemento a considerar para proteger del frío a tu perro cuando permanece en el exterior. El viento, la lluvia y la nieve influyen en la sensación térmica, ya que facilitan que el cuerpo pierda calor incrementando el efecto del frío. Sucede la misma situación en los días nublados.

La actividad física también hace una gran diferencia cuando está en el exterior. Correr o jugar genera calor que lo protegerá del frío.

Signos de que tu perro tiene frío.

Debajo de los 7° C, los perros que no están adaptados para el frío empiezan a estar incómodos. Se debe de tener especial cuidado con los perros de talla pequeña, de pelo fino, gerontes y cachorros. Así como con los enfermos o convalecientes.

Si notas alguno de los siguientes signos, introduce al perro a un espacio cerrado y/o colócale un abrigo para protegerlo:

  • Temblores.
  • Ansiedad.
  • Levanta alguna de sus patas.
  • Gimotea.
  • Busca el calor o contacto contigo.
  • Camina más lento.
  • Se nota débil o cojea.
  • Disminuye su agudeza mental.
El tipo de abrigo puede variar. Hay para soportar el frío de la nieve, la lluvia, para interiores, etc. (Imagenes: Pixabay).

Tipos de abrigo para los perros.

Existen muchos tipos de abrigo para proteger a tu perro del frío. Es importante elegir los que están confeccionados con materiales fáciles de lavar y secar. Debe de quedar ceñido, pero no apretado que le haga estar incómodo. El largo debe de llegar hasta la cintura dejando libre la parte trasera, y los orificios del cuello y patas deben permitir comodidad al perro para moverse, pero que no tenga la posibilidad de quitárselo.

No es recomendable que los suéteres tengan botones, adornos o accesorios que puedan ser incomodos para el perro o peor aún, que pueda tragarlos o hasta presenten un riesgo de asfixia.

Asegúrate de que se sienta cómodo y no se lo dejes eternamente, retíraselo ocasionalmente. Con frecuencia se ven perros que les pusieron el suéter por la noche que hacía frío y al día siguiente, en día soleado el pobre perro continúa abrigado.

Los perros de talla pequeña o de pelo fino, siempre se ven beneficiados al abrigarlos del frío. Si están en interior, quizás con un suéter delgado o camiseta sea suficiente. En el exterior, requieren mayor protección.

No todos los perros necesitan un abrigo (especialmente los de razas nórdicas o pelaje abundante). Algunos pueden sentirse incomodos. Asegúrate de que puede moverse de forma natural.

Considera que los perros, salvo raras excepciones, no necesitan usar pantalones. Las botas solo las requieren los perros que caminan sobre hielo o ambientes muy contaminados. as gorras o cachuchas y corbatas, pueden ser una moda y verse simpáticos, pero no las necesitan.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?