Alimento para mascotas, almacénalo correctamente
(Imagen: Pixabay).

No solo es necesario dar una dieta de calidad a nuestras mascotas, es muy importante también almacenar correctamente el alimento, por lo que presento algunos consejos.

El adecuado manejo del alimento, pereciera ser de simple sentido común. Sin embargo, muchas veces este detalle se puede descuidar y afectar su contenido nutricional, la palatabilidad, y la inocuidad del producto. Las consecuencias obvias: deficiente nutrición, la mascota lo rechaza y finalmente, puede causar desde ligeros trastornos hasta consecuencias fatales.

Algo para comenzar.

Lisa M. Freeman, especialista en nutrición veterinaria y profesora de la Facultad de Medicina Veterinaria Cummings en la Universidad de Tufts, hace las siguientes recomendaciones respecto al almacenaje del alimento para las mascotas:

Almacenar el alimento en un ambiente fresco (debajo de 25° C) con baja humedad.

Cuando se expone a altas temperaturas o humedad, las grasas pueden enranciarse y afectar su calidad nutricional.

Consérvalo en su empaque original.

. Los fabricantes han comprobado la duración del producto en su propio empaque. Después de servir el alimento a tus mascotas, en lo posible, saca la mayor cantidad de aire y ciérralo con una pinza. La exposición de las croquetas al aire provoca cambios nutricionales y se expone a bacterias del medio ambiente. Un dato también importante, la bolsa tiene impreso el número de lote y las fechas de elaboración y caducidad; información de valor en caso de algún problema.

Mantenlo fuera del alcance de tu mascota.

Además de conservarlo en el empaque original, es conveniente guardarlo en un recipiente hermético. Esto dificulta que el perro o gato pueda tener acceso fácil al alimento, sobrealimentarse y enfermarse. Mejor aún si se almacena el alimento en un lugar en el que las mascotas no tiene acceso.

Evita se infeste con plagas.

Insectos, roedores y otras plagas pueden conseguir llegar al alimento. Un contenedor hermético puede prevenirlo y también ayuda no colocarlo sobre el piso. Si guardas el alimento en un contenedor, sin su empaque original, asegúrate de que esté completamente vació antes de llenarlo nuevamente. No olvides lavarlo y secarlo perfectamente antes de volver a usarlo.

Ácaros en el almacenaje.

El alimento seco se puede contaminar con ácaros, esto también sucede al tener contacto con el aire. El contenido de proteína y grasa es excelente para su desarrollo. Un alimento contaminado por ácaros puede causar alergias en los perros y los gatos y ser diagnosticados falsamente como una alergia alimentaria.

Alimentos húmedos (enlatados).

Al igual que el alimento seco, debe de conservarse en ambiente fresco y no se debe de congelar. Una vez abierto, el sobrante se debe de refrigerar y desecharlo si no se consumió en 72 horas.

¿Cuánto tiempo puede conservarse después de abierto?

De entrada, una bolsa no abierta debe de consumirse antes de su fecha de caducidad. Y bajo condiciones adecuadas de almacenaje, procurar que se utilice en los siguientes dos o tres meses.

Consejos extras.

  • No compres el alimento a granel. Es común ver los sacos siempre abiertos y muchas veces expuestos al sol. Puedes estar seguro que la calidad de los nutrientes ya se afectó y la contaminación del ambiente (bacterias) hizo su trabajo.
  • Cuando le sirvas su ración a tu mascota, proporciónale solamente lo que va a comer y no permitas que el alimento se exponga al sol.
  • Lava y seca el tazón de tu mascota después de cada uso. Siempre puede quedar algo de alimento y este se verá afectado por el medio ambiente y contaminado por insectos, roedores y bacterias.
  • No permitas que el tazón permanezca con comida. Además de lo comentado anteriormente, es común que bajen aves a “robarse” las croquetas. Estas también pueden contaminar el alimento. Por otro lado, el costo de alimentación de tu mascota se incrementa al tener “invitados a comer”.
  • Usa tazones de acero inoxidable o cerámica. En cuanto a higiene y durabilidad son los ideales. Los platos de plástico (como cualquier objeto de plástico) contienen químicos disruptores endócrinos, que a la larga son precursores de cáncer y problemas reproductivos. Peor aún si se exponen al calor del sol.
Los tazones de acero inoxidable y cerámica son los ideales por su facilidad de limpieza y durabilidad (Imagenes: Pixabay).

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?