Los signos de dolor en los gatos

Podemos asegurar que los gatos y los perros son las especies animales que más habitan en nuestros hogares. Lo que siempre debemos de considerar es que “un gato, no es un perro chiquito”. Son dos individuos totalmente diferentes desde sus necesidades, cuidados y hasta en su manera de responder al entorno. Por ello es muy importante estar atentos a los signos de dolor en los gatos.

Cuando visualizamos felinos salvajes, siempre pensamos en los grandes cazadores. Sin embargo, hay que considerar que hay felinos más pequeños que también persiguen presas, pero ellos a su vez son acechados por animales más grandes.  Mostrarse enfermos, con dolor o cualquier signo de vulnerabilidad, es una invitación a sus depredadores.  Por eso, todos los gatos pretenden aparentar aunque su condición de salud esté comprometida.

El Dolor.

Recientemente escribimos sobre los signos que manifiestan dolor en los perros, hay que estar atentos de los cambios en su postura y conducta. Hoy toca describir lo que sucede con los gatos, que como ya mencionamos, puede ser más complicado.

Existe un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Ciencias de la Vida, de la Universidad Lincoln en el Reino Unido. Entrevistaron a 19 médicos veterinarios expertos en diferentes disciplinas. Encontraron que los signos de dolor felino están relacionados principalmente con su comportamiento.

El resultado fue que reconocieron 25 signos que indican dolor:

CojeraPostura encorvada
Dificultad para saltarDesplazamiento del peso
Paso anormalLamer una zona particular del cuerpo
Reúsa moversePostura baja de la cabeza
Reacción a la palpaciónBlefaroespasmo (parpado contraído)
Retraído o escondidoCambios en la conducta alimenticia
Ausencia de aseoEvita áreas luminosas
Juega menosGruñidos
Menos apetitoGemidos
Menor actividad generalOjos cerrados
Menor frotación con la genteEsfuerzo para orinar
Estado de ánimo generalMovimientos de la cola
Temperamento 

De la lista anterior, podemos observar que hay algunos signos evidentes y otros que requieren una observación más fina para notarlos. Por eso es muy importante conocer con detalle a nuestro gato ya que podrían pasar desapercibidos.

Avances en la detección del dolor en los gatos.

Como sabemos, el detectar los signos de dolor en los gatos no es una tarea fácil, son maestros ocultando su sufrimiento.

Recientemente fue creada una página web que permite el acceso a la Escala Grimace, la cual utiliza los cambios en las expresiones faciales de los gatos para evaluar su dolor. Esta herramienta es de gran valor ya que la prevalencia de dolencia en los felinos es mayor de lo que se cree.

La página, lanzada por la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) fue desarrollada y validada por Paulo Steagall (co-presidente del grupo de pautas terapéuticas de la WSAVA, así como miembro del Consejo Mundial del Dolor) en colaboración con investigadores de la Universidad de Montreal. En el financiamiento para hacer posible esta herramienta, también apoyó la empresa de salud animal Zoetis.

Conclusiones.

Queda claro que los signos de dolor en los gatos no son tan evidentes como en otras especies. Son una mascota con la que debemos de convivir para notar cualquier cambio y no quedar en la frecuente justificación de que “son muy independientes”. No dejes de proporcionarle la atención adecuada.

Su visita anual al servicio veterinario para su evaluación y vacunación es imprescindible. Y como siempre insisto, nunca administrar analgésicos sin la supervisión del médico veterinario. Si los perros son susceptibles de intoxicación, los gatos lo son más.

Nunca se debe de suministrar un analgésico a un gato sin la supervisión del médico veterinario. Imagen: Pixabay

Al igual que los perros, al envejecer pueden sufrir de afecciones crónicas dolorosas en sus articulaciones. Hay analgésicos disponibles para gatos que se pueden administrar con seguridad y a largo plazo. Recuerda que también el dolor se puede controlar con acupuntura y terapia láser.

La actividad y ejercicio también son de importancia para prevenir y controlar el dolor. Proporcionan fuerza muscular y flexibilidad. No olvides jugar con tu gato diariamente para estimular el movimiento.

Detectar el dolor en una fase temprana, permite intervenir a tiempo y evitar el sufrimiento para tu gato. Siempre garantiza su bienestar y calidad de vida.

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?