Diariamente tenemos información sobre el avance de la enfermedad COVID-19, cómo cuidarnos, cómo prevenirla, información del gobierno, de médicos especialistas, y hasta memes y chistes relacionados con la contingencia y cuarentena en casa. Hay poca comunicación sobre el coronavirus y el manejo de las mascotas, qué precauciones debemos tener con ellos, cuál es el procedimiento si lamentablemente durante la contingencia se enferman y se requiere el servicio médico veterinario, qué cuidados tener si requerimos sacarlos a la calle, etc.  Aquí cubriremos algunos puntos.

Riesgo de contagio.

Hasta el momento no se ha comprobado que los perros y los gatos puedan sufrir la enfermedad y menos aún transmitirla a los humanos.  Sin embargo, sí podrían ser vectores de transmisión al convivir con un enfermo o al traer el virus a casa al salir a pasear y no tener procedimientos de prevención dentro del hogar.

Recomendaciones.

El cuidado de la mascota de un enfermo.

Una mascota que ha convivido con un paciente positivo a COVID-19, puede transportar el virus por el contacto, aunque no de forma relevante  como lo haría la ropa o un objeto personal del enfermo. Si tenemos que resguardar una mascota porque su propietario está infectado, yo recomendaría bañarlo (el agua y el jabón eliminan el virus) antes de llevarlo a un nuevo ambiente. La Dirección General de derechos de los Animales de España recomienda no utilizar ningún objeto como platos, collar y correa, cama, juguetes que vengan del entorno infectado, usar todo nuevo.

El médico veterinario, Joaquím Segalés, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona, explica que para que se produzca el contagio, el virus debe encontrarse en una cantidad determinada y con frecuencia no son lo suficientemente elevadas para infectar.

Salir de paseo.

En el caso de que tengamos que sacar a nuestro perro a caminar, pensemos primero en las medidas acostumbradas de protección para nuestra persona. Después considerar las siguientes recomendaciones: solo salir un apersona con el perro, los paseos deben de ser cortos y evitar que entre en contacto con otros animales o personas. Procurar que tampoco tenga acercamiento con paredes, árboles o cualquier superficie.

Al regresar a casa, es conveniente limpiar sus patas, hocico y cola. Debemos evitar cualquier sustancia que pueda irritar la piel, ojos o mucosas. Aunque en algunas publicaciones recomiendan el uso de cloro, sustancia alcalina y tóxica para desinfectar, en lo personal no lo comparto, el cloro puede ser muy irritante aunque se diluya y por otro lado puede afectar la ropa, alfombras y muebles si queda húmedo.

El Colegio de Veterinarios de Sevilla, España, dentro de sus consejos sobre los paseos adecuados a los perros, sugiere usar toallitas húmedas, o simplemente agua y champú, evitando productos como el alcohol o el agua con cloro.

Mi recomendación personal, es el uso de agua y jabón y procurar secar lo mejor posible para evitar la humedad.

Qué pasa con los gatos.

En el caso de los gatos, el control es más difícil ya que ellos no piden permiso para salir, no podemos controlar a dónde van, con quién o con qué socializan, etc. Lo ideal es evitar que vagabundee (eso lo recomiendo siempre y hoy más que nunca), o restringir rigurosamente el espacio donde podrá estar en casa y quien puede atenderlo y manejarlo.

El coronavirus y el manejo de las mascotas
Evitar que el gato vagabundee es el principal cuidado para evitar el contacto con el virus.

Importante.

Considerar que son medidas de prevención para proteger nuestra salud. Como iniciamos exponiendo, hasta el momento no se ha confirmado que ellos padezcan o transmitan la enfermedad.

En un próximo artículo comentaremos las medidas de precaución al asistir con tu mascota al servicio médico veterinario, continuando con el tema del coronavirus y el manejo e las mascotas.  

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?

close

¿Deseas recibir nuestros artículos en tu correo?